Se encuentra mayor efectividad en aquellas dolencias o síntomas de dolor que provienen de desplazamientos o desviaciones de la pelvis o la columna. Esta terapia tiene beneficios en las siguientes patologías: 1) lumbalgias, 2) dolores de cuello, cervical, hombros y brazos, 3) dolores de rodillas y codos, 4)cefalea (dolores de cabeza), mareos y zumbidos provenientes de dificultades de la columna, 5) escoliosis, 6) insomnio y neuralgias por causa vertebral, 7) Asma, Reacciones alérgicas, alteraciones menstruales, estados de ansiedad 8) esguinces, etc.